viernes, 18 de agosto de 2017

viernes, 14 de octubre de 2016

¿Qué te paraliza?



¿Qué es todo eso que te paraliza?
·         ¿El miedo al rechazo?
·         ¿Al éxito?
·         ¿Al fracaso?
·         ¿Al qué dirán?
·         ¿A la crítica?
·         ¿A cometer errores?
·         ¿A estar solo?

¡Es momento de romper las cadenas que solo tú te has impuesto!

A lo único que le deberías tenerle miedo es a no ser tú mismo, a dejar pasar la tu vida sin hacer lo que quieres, a desaprovechar esta oportunidad de mostrarte de que estás hecho, de decir lo que piensas, de compartir lo que tienes. Tú eres parte de la vida y como todos, puedes caminar con la frente en alto. 

Los errores del pasado alla se quedaron y los del futuro serán perdonados. Date cuenta de que nadie lleva un registro de tus errores, solo tú mismo.

Quién crees que es el juez que te reprocha, el verdugo que te castiga, el mal amigo que siempre te critica, 

¡Eres tú mismo! 

Ya liberate, ya perdonate, sólo tú puedes lograrlo.


jueves, 13 de octubre de 2016

La auto-observación para estar en Consciencia




La observación es la clave partida lograr el despertar de la Conciencia. No debemos confundir los términos "pensar" y "observar".

Pensar es un estado activo. Al pensar se crea, se discurre se reflexiona, se considera, se compara, se juzga, se decide, se escoge y se llega a conclusiones.

Observar es un estado pasivo. Cuando se observa, uno se convierte en el testigo de sus propios actos, hay silencio interior, se examina todo con atención y se mira sin juzgar. Cuando uno logra un estado de observación más profundo se entra a un nivel de contemplación y paz.
Al estar observando, se calla el parloteo de la mente, porque tenemos puesta la atención en observar lo que ocurre en ese momento.

La observación nos permite conocernos, la atención se centra para darnos cuenta de que es lo que pensamos, que es lo que sentimos y como actuamos.
Es importante entender que cuando se observa, no se juzga. Sólo se está recabando información que nos va a ayudar.

Aprendemos más de la observación que de las experiencias que vivimos.

Para poder cambiar algo en ti, debes saber qué es lo que está pasando, razonarlo, ubicarlo en el presente y definir la intención para poder trabajar.

Cuando la atención está despierta y algo nos perturba, de inmediato debemos parar y dejar de juzgar o juzgarnos, para conocer el origen de ese malestar, enfrentarlo y preguntarse: ¿qué debo aprender de esto y qué es lo que debo cambiar para poder volver a equilibrarme?

Todo aquello negativo que proviene del resultado de los pensamientos inconscientes y de las creencias falsas con las que nos manipulan de manera colectiva todas aquellas instituciones que manejan el poder en el mundo, incluyendo y usando el temor para dominarnos.

Si queremos sentir a Dios dentro de nosotros, debemos concentrarnos en todo lo que es bueno, porque Dios está en lo que es bueno, no en el resentimiento o en la preocupación.

Cuando algo nos agobia o angustia, entramos en el espacio divino que existe en nosotros y de inmediato llegarán el consuelo y la paz. Desde ahí se puede ver con claridad la solución de los problemas.

Para nosotros no existen los imposibles, ya que somos pequeñas Chispas de Dios.

Primeros pasos para observarme
1. Darme cuenta de lo que estoy pensando.
2. Darme cuenta de lo que estoy sintiendo.
3. Darme cuenta de cómo es el entorno en el que estoy viviendo.
4. Darme cuenta, de lo que estoy haciendo y decidir a dónde quiero ir 
5. Darme cuenta de las personas que viven y actúan a mí alrededor.
6. Darme cuenta del diálogo interno que mantengo conmigo mismo, para saber qué es lo que me repito constantemente en silencio. (Esta actitud te induce a actuar de manera positiva o negativa, pues le estás dando órdenes, a través del pensamiento, a tus células, a tu cuerpo que reacciona y a tus emociones).

Recordatorio
No te vuelvas a distraer, porque caerás dormido de nuevo.

¡Obsérvate!
¡Siéntete!
¡Escúchate!

miércoles, 12 de octubre de 2016

Testimonio PNL 2016





Hoy, sabemos por experiencia de su alto rendimiento y aplicación en: los negocios, salud, finanzas, ventas, educación, deportes, comunicación, desarrollo personal, coaching, psicoterapia, etc. que está en todo el mundo.

Checa esto:
- Si tienes curiosidad por saber qué es la PNL.
- Si pierdes la cabeza fácilmente.
- Si quieres comunicarte de manera más eficaz con: Tu pareja, jefe, compañeros, alumnos y/o hijos.
- Si buscas un reencuentro contigo mismo.
- Si necesitas realizar algunos cambios en tus áreas personales como: Tu trabajo, espiritualidad, salud, familia y tus ingresos.
- Si quieres conocer y desarrollar tu potencial, aumentar tu autoestima, desarrollar y enriquecer tus habilidades.
- Si quieres modificar algunos hábitos que solo te limitan y perjudican.

Profundizando sobre la consciencia




Todos los seres humanos somos como Pinocho. Todos podemos escuchar esa vocecita interior que intenta mantenernos despiertos y atentos ante todo lo que nos sucede en la vida, y digo "nos sucede", porque la mayoría de las veces no estamos conscientes. Actuamos como robots, manejados sólo por los hábitos, ignorando que tenemos el poder suficiente dentro de nosotros mismos para crearnos experiencias agradables, saludables y felices. Si usáramos la voluntad para generar pensamientos, sentimientos y actitudes positivos, entonces seríamos los verdaderos creadores de nuestras experiencias.

El grillito del cuento busca que Pinocho se dé cuenta de todo lo que hace, lo obliga a que se recuerde a sí mismo, que se observe, que se sienta, que esté despierto, que esté consciente para evitarse problemas y sufrimientos, pues si se deja llevar por los impulsos de sus instintos como un animalito y se sumerge en los sueños que provoca la inconciencia, tendrá que pagar precios muy altos de sufrimiento y dolor con decepciones y descalabros.

Nosotros también debemos trabajar en la atención y en la observación de nosotros mismos, para poder darle el rumbo correcto a nuestra intención de vida y lograr así realizar nuestras metas con armonía y paz.

¡Nunca es tarde para empezar; comienza hoy!


martes, 11 de octubre de 2016

¿A qué te mantienes atado?



 A que te has mantenido atado, que no te deja avanzar en lo que sueñas, revisa que te ha mantenido atado:

¿A las heridas que recibiste cuando eras niño?

¿A tus traumas de la infancia?

¿A lo que los demás han decidido que fueras?

¿A esa relación que no te satisface?

¿Al trabajo que en lugar de disfrutar, lo sufres?

¿A todo eso que representa rutina de tu vida?


¡Liberate Ya! 

¡Suelta ya ese costal que llevas a cuestas, en que el guardas todo ese resentimiento, el rencor y la culpa!

Deja ya de culpar a tus papás, a tus maestros, a tu vecino, a tus hijos, al gobierno, a tu pasado a Dios,  por lo que no marcha bien en tu vida. El único responsable de lo que te pasa eres tú.

Cada día tienes la oportunidad de empezar otra vez y siempre es tiempo de volver a comenzar. 

Cada mañana, al abrir los ojos, naces de nuevo, tienes otra oportunidad para cambiar lo que no te gusta y para mejorar tu vida. 

La responsabilidad es toda tuya. 

Tu felicidad no depende de tus padres, de tu pareja, de tus amigos, de tu pasado, depende solo de ti.






¡Visita nuestros sitios web!


lunes, 10 de octubre de 2016

Despertar de la consciencia



La mayor parte de lo que se nos dice sobre el despertar suena como un argumento para vendernos la iluminación. Cuando tratan de vendernos algo, sólo nos cuentan los aspectos positivos, e incluso es posible que nos cuenten cosas que no son verdad. En el intento de vendernos el despertar, se nos refiere que la iluminación tiene que ver con el amor y el éxtasis, la compasión y la unión, y otras experiencias positivas. Suele estar envuelto en historias fantásticas, de modo que llegamos a creer que el despertar tiene que ver con milagros y poderes místicos. Uno de los argumentos de venta más habituales es la descripción de la iluminación como una experiencia de dicha. Consecuentemente, la gente piensa: “Cuando despierte espiritualmente, cuando sienta la unión con Dios, entraré en un estado de éxtasis constante”. Por supuesto, ésta es una comprensión equivocada del despertar.
El despertar puede ir acompañado de dicha, porque la dicha es un subproducto del despertar, pero no es el despertar mismo. Mientras vayamos buscando los subproductos del despertar, perderemos de vista la esencia. Esto es un problema, porque muchas prácticas espirituales intentan reproducir los subproductos del despertar sin lograr el despertar mismo. Podemos aprender ciertas técnicas meditativas —repetir mantras o cantar bhajans, por ejemplo— y se producirán ciertas experiencias positivas. La conciencia humana es extremadamente flexible, y al participar en ciertas prácticas, técnicas y disciplinas espirituales, puede generar muchos de los subproductos del despertar: estados de dicha, apertura, y así sucesivamente. Pero lo que suele ocurrir es que acabas únicamente con ellos, sin el despertar mismo.

sábado, 8 de octubre de 2016

Las presuposiciones de la PNL

La PNL está basada en lo que se ha dado en llamar “presuposiciones”, son así definidas ya que se “presupone” que son verdaderas y las tomamos como guías que definen nuestra actuación en los diversos contextos en los cuales nos desempeñamos, no se pretende en forma alguna que estas presuposiciones posean certeza absoluta o sean universales, pero, si se toman como si fuesen ciertas o verdaderas, estas constituyen recursos que optimizaran nuestra vida y nuestra relación con los demás y con nosotros mismos, actuar como si estas presuposiciones fuesen verdaderas nos permitirá obtener el máximo provecho de todos los modelos de la PNL, así como existen las dos presuposiciones fundamentales de la PNL existen también las presuposiciones básicas, las Eriksonianas y las:
1. Mente y cuerpo son parte del mismo sistema cibernético: el calificativo de cibernético se aplica aquí para indicar que este sistema mente-cuerpo se caracteriza por interactuar como un circuito abierto de comunicación, ambos interactúan e influyen entre sí. Esto se ve confirmado por el hecho de que un cambio en uno afecta de algún modo al otro, ambos son parte de la ecología del ser humano.
2. Todo comportamiento tiene una intención positiva: toda conducta tiene como objetivo conseguir algún beneficio, la PNL distingue entre la intención o propósito de una conducta y la conducta en sí. De igual modo, una persona no es su conducta, la conducta sólo nos parece negativa debido a que no conocemos su propósito. La PNL se encarga de darnos medios para alcanzar esos objetivos, medios alternativos más eficaces que expandan nuestras opciones como seres humanos, sustituyendo así las conductas o respuestas limitadoras.
3. Todo comportamiento es útil en determinado contexto: es necesario analizar todo comportamiento a la luz del contexto o ambiente donde se desarrolla, ya que de otro modo tal comportamiento puede parecer ilógico, irracional o fuera de lugar.
4. Las personas cuentan potencialmente con todos los recursos necesarios para cambiar y para actuar eficientemente: a lo largo de nuestra historia personal hemos acumulado experiencias, de las cuales podemos extraer los recursos necesarios para desarrollarnos como personas y afrontar con elegancia y flexibilidad cualquier circunstancia que se nos presente. Existen modelos específicos de la PNL que cumplen con esta función, rescatar recursos de nuestra experiencia e instalar las herramientas necesarias para crearlos.
5. El significado de nuestra comunicación se encuentra en la respuesta que obtenemos: esto tiene que ver con nuestra flexibilidad como comunicadores, e implica que tenemos que ajustar y afinar nuestra comunicación en orden de obtener la respuesta que deseamos, y no suponer que la falla se encuentra en el receptor de nuestra comunicación.
6. Las personas responden a su mapa de la realidad y no a la realidad misma: debido a los filtros o limitantes de nuestra percepción, solo podemos crear mapas de la realidad en nuestras representaciones internas, y es con base en esos mapas que actuamos y respondemos.
Dado que las experiencias varían en las personas, no existen dos seres humanos que tengan los mismos mapas o modelos del mundo. Por lo tanto, cada quien crea un modelo diferente del mismo mundo que se comparte, y por lo tanto, se experimentará una realidad diferente.
7. No existen fallas en comunicación, sólo retroalimentación: si la respuesta obtenida no es la esperada, debemos tomar tal respuesta como una respuesta útil que nos proporciona retroalimentación para modificar nuestro desempeño y así conseguir los resultados que deseamos.
8. Si es posible para alguien, es posible para mí: la identificación y/o creación de modelos eficaces nos lleva directo a la excelencia. Si alguien tiene la capacidad de hacer algo, se puede extraer el modelo o estrategias que fundamentan tal capacidad y enseñarlas e instalarlas en otras personas. La PNL posee modelos para identificar la estructura de las capacidades o habilidades de las personas para luego duplicarlas en otra persona.
9. Procesamos la realidad a través de nuestro cuerpo-mente: y por lo tanto somos nosotros los que creamos nuestras experiencias y los responsables por lo que esas experiencias provocan en nosotros, citando a Marco Aurelio: “Si te sientes angustiado por cualquier cosa externa, el dolor no se debe a la cosa en sí, sino a tu propia estimación sobre ella”, entonces, tienes el poder de eliminarlo en cualquier momento. Respecto al impacto de nuestras percepciones en nuestro estado, “La experiencia no es lo que le sucede al hombre, sino lo que ese hombre hace con lo que le sucede”.
10. Si algo no te funciona, para que seguir haciéndolo: esta presuposición tiene que ver con la flexibilidad que queremos tener para conseguir nuestros objetivos. Si constantemente estamos corroborando que el resultado esperado no se está alcanzando, debemos empezar a emplear otros medios diferentes hasta que logremos lo que nos hemos propuesto. Cada intento fallido no constituye un fracaso, sino un descubrimiento de una forma más de cómo no lograr nuestro objetivo y es solamente un proceso de aprendizaje.
Bandler y Grinder nos dicen que para ser eficaces en un campo de acción, debemos contar con la flexibilidad y elegancia que nos confiere el contar con múltiples opciones, y al respecto nos dicen: si sólo cuentas con una opción, eres un robot, si cuentas con dos opciones, estas en un dilema; sólo con tres o más opciones se puede ser flexible”.
¡Visita nuestros sitios web!

viernes, 7 de octubre de 2016

Tu Poder Personal (Parte 2)

Las personas que normalmente piensan demasiado las cosas, que dudan y posponen demasiado si lo que van a hacer es bueno o no, son las que menos aprenden y además pasan por la desgástate emoción de la frustración al no ver sus sueños hechos realidad.
Lo que verdaderamente importa a la hora de tomar Acción no es si la acción es buena o mala, lo que importa es emprender la acción y listo.
"No siempre la acción tiene felicidad, pero no hay felicidad sin acción"
Algo que limita demasiado a la acción y además disminuye nuestro poder personal es el "miedo", miedo al rechazo, al fracaso, a la burla, a la pobreza. La única forma de eliminar el miedo es afrontándolo,
“Haz lo que más temas y evitarás el miedo”.
El fracaso no existe, solo existen los resultados y aprendizaje, además en todo lo que hagas siempre tendrás éxito, si tú piensas que te va ir mal ¡Concedido! te va a ir mal, fíjate en las ocasiones que has tenido éxito, lograste lo que querías porque realmente estabas convencido de que era posible para ti, y cuando no obtuviste lo que querías es porque no estabas convencido de que fuera posible, sin embargo obtuviste un aprendizaje de esa experiencia, en conclusión el fracaso no existe, solo existe el resultado de tu pensar y de tu actuar. Piensa un momento si en tu mente existiera la absoluta certeza de que nunca fracasaras.
¿Que serias capaz de hacer?, imagina por un momento la respuesta.
Confía en tu poder personal, o lo que es lo mismo ¡Actúa!, veras como te transformas inmediatamente.
Recuerda, que el primer paso para lograr tu poder personal es saber que es lo que quieres, luego emprender la acción y como tercer paso será el "Analizar si el resultado que obtienes es realmente lo que estabas buscando". Si es así, ¡Felicidades! Estás haciendo visible lo que en un momento solo eran tus pensamientos, esto fue posible solo a través de tu poder personal. Si no lograste el resultado esperado, pues ¡cambia! modifica y haz cosas diferentes para obtener resultados diferentes, por que “Si siempre haces lo que siempre haces, siempre tendrás los mismos resultados”, checa cada uno de los pasos que hiciste para que veas qué es lo que estás haciendo mal, quizás esto te resulta muy obvio, pero es tan obvio, que regularmente no lo hacemos así.
¿Qué pasa o qué debes hacer si no te funciona lo que haces?, pues muy fácil, hacer otra cosa, y ¿si vuelves a fallar? pues intentar algo diferente, a este tercer paso para elevar nuestro poder personal le podemos llamar "FLEXIBILIDAD", ya que siempre se puede cambiar, siempre podrás empezar de nuevo, no importa tu edad o tu posición económica, ¡Siempre hay una manera, si estás plenamente comprometido a lograr el resultado que tanto deseas!, lo que necesitas es actuar para empezar a ver resultados, estos resultados son al final de cuentas lo que te aportara la valiosísima información de tu progreso. Sin Acción nunca habrá resultados, los resultados nos aportan información valiosísima para nuestro crecimiento. Ponte alerta de tus resultados y ¡haz que suceda lo mejor para ti y para los demás! Tú tienes la fuerza.
Mucha gente quiere tener un cambio en su vida, pero no hace nada para lograrlo, y lo peor del asunto es que aun así quieren ver resultados.
Siempre recuerda, si todos nuestros resultados dependieran solo de leer, escuchar o asistir a cursos, muchos de nosotros tendríamos la vida resuelta, sin embargo lo más importe es tomar ACCIÓN, ésta acción es poder, seguramente el poder que te llevará a lograr lo que tanto deseas.

viernes, 19 de agosto de 2016

Sexta parte de "El Método de los Deseos Cumplidos" (Artículo 5)



Una historia inspiradora
En cierta ocasión, con el primer sol de la mañana, una oruga caminaba a paso vivo en dirección a la montaña. Junto al camino, un saltamontes -con sus cuatro manos en los bolsillos— le pregunto:
- ¿Hacia dónde te diriges, oruga?
Y esta, sin dejar de caminar, pues avanzaba poco a poco y no tenía tiempo que perder, le contestó:
- Tuve un hermoso sueño anoche: soñé que desde la cima de la gran montaña miraba el valle. Me gustó tanto esa visión que he decidido hacerlo realidad.
El saltamontes, mientras la oruga se alejaba poco a poco, dijo:
- ¡Debes de estar loca!, ¿Cómo podrás llegar hasta la cima? , ¿Tú?, ¿Una insignificante oruga? Para ti, una piedra será un monte, un charco un océano, una rama un estorbo y cualquier obstáculo el final de tu sueño.
Pero la oruga no le hizo ningún caso y siguió avanzando a paso lento pero decidido, sin apartar la cima de la montaña de su vista.
A mediodía, un feo escarabajo le preguntó hacia donde se dirigía con tanto empeño bajo aquel sol despiadado. La oruga, secándose la frente con un pañuelo, contó de nuevo su sueño, esta vez   al escarabajo, que estalló en una gran risotada de burla:
- Ni yo, teniendo unas patas más grandes que las tuyas, intentaría alcanzar la cima. Y se hizo una bola sobre sí misma y bajo rodando por la ladera, como a él tanto le gustaba.
Por la tarde, una araña le aconsejo a la oruga desistir de su ambicioso empeño en alcanzar la cima:
- ¡No lo lograras jamás! —le dijo—. Yo lo intenté y fracasé. Hazme caso, no se esta tan mal aquí. Y se fue a merendar un mosquito que acababa de quedar atrapado en su red.
A esa hora, el sol se retiraba a descansar, caía la noche, y agotada y sin fuerzas la oruga decidió descansar también. Con la noche llego el frio. Con el último esfuerzo de la jornada construyó un lugar donde pasar la noche: un simple capullo prendido de una ramita.
- Esta misma noche abrazaré mi sueño. -Y eso fue lo último que dijo antes de "morir" de puro agotamiento a una vida y "nacer" por pura ilusión a otra.
El saltamontes, el escarabajo y la araña fueron a compadecerse de la pobre oruga, el ser más loco de este mundo, que había construido su propia tumba mucho antes de poder alcanzar su sueño irrealizable. ¡Qué pena les daba!
Al día siguiente, cuando amaneció el nuevo día, aquellos pequeños animales que comentaban aun el descarado atrevimiento de la oruga y la severa advertencia que su muerte suponía para todos, vieron inesperadamente como aquel capullo comenzaba a quebrarse.
Al poco, y con gran asombro, vieron unas antenas que no podían ser de la oruga que creían muerta. Lentamente, emergieron unas hermosas alas azules de mariposa -que tampoco podían ser de la oruga- de dentro de aquel capullo.
La mariposa, ya con sus alas desplegadas, miró a su alrededor y levanto el vuelo en medio del asombro de todos.
Al poco la vieron perderse en el cielo en su alegre vuelo. Ahora si estaban seguros de que nada la detendría en su ascenso hacia la cima desde donde podría admirar todo el valle como había soñado.
Había muerto a una vida y nacido a otra por haber cumplido con su sueño. Y así fue.
Como en la historia de la oruga-mariposa, este no es un final sino el inicio de algo notable.
Un sueño cumplido es un nuevo principio, el trabajo no ha terminado. Si quieres mantenerlo vivo deberás alimentarlo con toda clase de pensamientos y actitudes que lo nutran. Pero si lo das por sentado y lo desatiendes, podría desvanecerse.
Los sueños necesitan mucho amor antes y también después de cumplirse. Nunca lo olvides.
Tras cerrar este libro. Te invito a cerrar también los ojos y a imaginar tu vida tal como la deseas en los próximos años. Si después tomas decisiones, alcanzar tu cima, pasas a la acción despliegas tus alas, escribirlo habrá valido la pena.
Y ahora toca despedirnos con la esperanza de que si algún día publico otro libro sobre éxito personal ya no tengas ninguna necesidad de leerlo. En lugar de eso, cuéntame tu testimonio, esperaré tu e-mail.
Gracias por elegir leer “El método de los deseos cumplidos”. Gracias por acudir a esta cita con tu sueño. Como ya te habrás dado cuenta, este libro es una cita contigo mismo, en la cima del sueño de tu corazón. Te agradezco tu cálida compañía hasta este último artículo.  Fue un placer compartir este tiempo contigo. Solo me queda desearte una vida llena de propósito en cada uno de sus días.

Tres preguntas que pueden cambiar tu vida:
1.  ¿Cuál es el mejor modo de usar mi tiempo ahora mismo?
a)    ¿Qué es realmente importante en este momento?
b)    ¿En qué podría invertir mi día, en vez de ir a trabajar, para que no tuviera que ir nunca más a "trabajar"?
c)    ¿Dónde estaré en un año si no cambio nada?
2.  ¿Qué tareas importantes me acercan al resultado y que tareas urgentes me alejan?
3.  ¿Qué elijo hacer y cuándo lo haré?

Tres tareas para la acción inmediata:
1.      Haz un mapa de tu tiempo. Dibuja un círculo y segméntalo en porciones según como consumas tu jornada: trabajo, descanso, ocio, familia, cultura, ejercicio, espiritualidad, entretenimiento, compras, etc. Pinta de rojo la parte que no te conduce a tu objetivo y de verde la que sí. Si el círculo es más rojo que verde, corrige tu agenda hasta que el verde predomine. A su lado dibuja un nuevo círculo con una nueva distribución del tiempo. En esta nueva propuesta, da prioridad a lo que es importante para ti. Establece tu tiempo vertical y tu tiempo horizontal. Define las metas a corto plazo (en los próximos tres meses), a medio plazo (en los próximos doce meses) y a largo plazo (en los próximos cinco años).
2.      Establece el compromiso de realizar cada día, como poco, una tarea de tu "Plan de Manifestación". Una al día es suficiente para empezar, aunque mejor sería cinco. Pero no permitas que pase un día en blanco sin hacer nada que te acerque a tu sueño. Una al día es mejor que ninguna hoy y dos al día siguiente. En una escala de uno al diez, pon nota a diario a tu nivel de compromiso. Subir a la cima requiere cierto ritmo. Da pequeños pasos, pero sostenidos en el tiempo, antes que un gran esfuerzo a última hora.
3.      Afila el hacha, prepárate para el éxito. Establece tu programa de aprendizaje continuo (lecturas, DVD, CD, cursos y seminarios, conferencias) y concédete un presupuesto anual con ese fin. Regálate una agenda y pon fecha a todas las tareas que te conducirán a la cima de tu sueño.

Una idea para resumir:

No es la aptitud —la preparación— lo que cuenta, sino la actitud —la predisposición. El logro depende de la persistencia con la que trabajes en las causas que crearan el resultado deseado. "Enamorarte